Palacio de Carlos V, Granada.

El Palacio de Carlos V de Granada, España es una construcción renacentista situada en la colina de la Alhambra. Desde 1958, es sede del Museo de Bellas Artes de Granada.

Las soluciones adoptadas no demandan equipos muy voluminosos ni importantes secciones de conductos, anteponiendo a cualquier propuesta el respeto máximo hacia el palacio.

Sobre el falso techo se instala un complejo sistema de iluminación graduable con proyectores sobre carril, y un sistema de acondicionamiento de aire con control de humedad, mediante elementos de tipo fancoil de manera que en vez de manejar conductos de aire, siempre de grandes dimensiones, se manejan pequeñas tuberías de fluído que discurren de sala a sala aprovechando los mechinales existentes.

El diseño es claro, fácilmente fraccionable y cómo de mantener. Se contempló, además, la previsión de los espacios para poder alojar en un futuro la maquinaria de acondicionamiento de la planta alta del Palacio.

Palacio de Carlos V

Palacio de Carlos V

 

Palacio de Carlos V

Palacio de Carlos V

Palacio de Carlos V

Palacio de Carlos V

Anuncios

Museo de Artes y Tradiciones Populares, de Jaime Lorenzo

GEASYT realizó el proyecto de instalaciones para la rehabilitación del edificio en la calle Carlos Arniches 3 y 5 para Sede del Museo de Artes y Tradiciones Populares de la Universidad Autónoma de Madrid; un proyecto del arquitecto Jaime Lorenzo.

No hay fecha documentada de la construcción del edificio pero, a partir de la planimetría que se conserva, se puede limitar un margen entre 1828 y 1834. Levantado al sur del Matadero, sobre el Cerrillo del Rastro, el edificio constaba de planta baja, primera y un bajo cubierta abuhardillado, con habitaciones en planta alta y en la de buhardillas y cuadras y almacenes en la baja, en torno al patio central.

La estructura es de pórticos de madera y muros de entramado de madera con relleno y forjados de viguetas de madera, con la cubierta también de madera. Los soportes que elevan la zona de estancia sobre la de caballerizas ofrecen gran interés por su singularidad, al modo de un “caravasar”.

Se han introducido unas “chimeneas de luz” que sirven para iluminar y adjetivar puntos singulares y organizar el recorrido. Son elementos que traspasan los muros y forjados existentes dejando su estructura y construcción vistas y simbolizando el espíritu del museo: mostrar antiguas formas de hacer, de habitar, de construir… El sótano abovedado recoge una parte de los fondos del museo, en depósito abierto, y un aula divisible; el distribuidor, en el centro de la planta, recibe luz a través del fondo de la fuente-abrevadero del patio.

Finalmente, se ha considerado relevante conservar, integrado en el Museo, parte del edificio en su estado original a modo de recuerdo, tanto de su tipología constructiva como de su uso.

Museo de Cáceres, de Aranguren y Gallegos Arquitectos

El proyecto de adaptación del edificio para su nuevo uso museístico, en 1990, siguiendo el proyecto redactado por los arquitectos María José Aranguren y José González Gallegos, que fue premiado en la Bienal de Arquitectos Jóvenes Europeos de Francia, contó con la presencia de GEASYT como responsables del proyecto de instalaciones.

En el proyecto destaca la importancia del significado detrás de las actuaciones propuestas por los arquitectos, que aportan coherencia y dramatismo al espacio, conocido como La Casa de los Caballos:

El espacio heredado se recreará hasta dejarlo, aparentemente, en estado original, para posteriormente plantear una intervención con voluntad de contemporaneidad y que se basará en una búsqueda constante de sensaciones con pretendida carga poética, a través del establecimiento del contraste, de las diferencias: de lo antiguo frente a lo nuevo; la ruina y el vidrio; la madera y el metal; la oscuridad frente a la luz…

Y, en definitiva, como una imagen vale más que mil palabras, os dejamos con un vídeo sobre el museo con comentarios de los arquitectos, preparado como parte de DOMUSAE, Espacios para la Cultura, una exposición del Ministerio de Cultura que presentó los 57 proyectos arquitectónicos para usos culturales más relevantes de España.

Museo de Almería, de Paredes Pedrosa Arquitectos

Los arquitectos Ángela García Paredes e Ignacio García Pedrosa fueron los encargados del proyecto de la nueva sede del Museo de Almería, que contó con la participación de GEASYT como ingeniería de instalaciones.

© Roland Halbe

Paredes Pedrosa fueron los adjudicatarios del concurso convocado por el Ministerio de Cultura en 1998. El resultado es un edificio de estilo contemporáneo, galardonado con los premios Académico de Diseño (PAD) y de Arte Contemporáneo (ARCO) 2004 y nombrado finalista para los premios FAD del 2005.

El antiguo edificio del Museo Arqueológico ocupaba parte de una manzana del ensanche de Almería, con entrada desde Carretera de Ronda en un entorno urbano denso con edificios de gran altura. Desde esta vía de tráfico rápido apenas había espacio para la estancia y el encuentro y el resto de la manzana estaba tapiada ó vallada.

La nula relación del antiguo Museo con la ciudad fue determinante en el planteamiento del nuevo edificio que además de contener el valioso legado arqueológico de Almería, debía construir un nuevo espacio público. El entorno, con edificios de gran altura y una vía de denso tráfico decidió el volumen compacto de la edificación que permite liberar una plaza, aun sin nombre, en el denso ensanche de Almería.

El volumen compacto de la edificación se encaja en uno de los vértices del solar disponible, cediendo espacio a la ciudad y afirmando su presencia en altura y compacidad volumétrica. El acceso al Museo se proyecta a espaldas de Carretera de Ronda desde la plaza liberada en la densa trama urbana, ligeramente sobreelevada respecto a las calles perimetrales y arbolada con una trama regular. Se configura de esta manera un nuevo espacio público, recinto abierto a la ciudad, antesala del Museo.

A continuación, un vídeo con un paseo por el Museo de Almería, así como por la Biblioteca Pública de Córdoba, también de Paredes Pedrosa Arquitectos y en la que también participó GEASYT realizando el proyecto de instalaciones.

Museo Arqueológico en Oviedo, de Fernando Pardo y Bernardo García Tapia

El proyecto de reforma y ampliación del Museo Arqueológico, en Oviedo, de Fernando Pardo y Bernardo García Tapia, contó con la participación de GEASYT como ingeniería de instalaciones.

© Miguel de Guzmán - http://www.imagensubliminal.com

La reforma, con una inversión de casi 16 millones de euros, gira en torno a una estética contemporánea con la luz como protagonista; la fachada translúcida, los lucernarios enrasados en el patio y la utilización del vidrio como elemento constructivo en el interior dotan al espacio de una luminosidad excepcional.

© Fernando Pardo Calvo / Bernardo Garcia Tapia

© Fernando Pardo Calvo / Bernardo Garcia Tapia

Por otro lado, se conserva la disposición tradicional de los espacios interiores, con calles, patios y plazas, que surgen de la inclusión de los espacios residuales que existían entre los diferentes edificios existentes.

En EuropaConcorsi podéis encontrar un artículo ampliado con galería fotográfica incluída.

El vídeo que se muestra a continuación fue preparado como parte de DOMUSAE, Espacios para la Cultura, una exposición del Ministerio de Cultura que presentó los 57 proyectos arquitectónicos para usos culturales más relevantes de España.

Nieto Sobejano: Museo Canario, Las Palmas de Gran Canaria

El Museo Canario de Las Palmas de Gran Canaria es el tercer proyecto destacado del monográfico sobre Nieto Sobejano en la revista Arquitectura Viva.

Los arquitectos madrileños Enrique Sobejano y Fuensanta Nieto firman el proyecto de ampliación del museo, situado en el barrio de Vegueta en Las Palmas. Citando a los propios arquitectos, en el barrio predominan las “paredes blancas recortadas -no siempre uniformemente- por huecos verticales, celosías y balcones de madera […]; oscuros zaguanes y patios rodeados por galerías que los protegen del sol”.

Museo Canario de Nieto Sobejano

Con el objetivo de integrar el proyecto en el entorno, se plantea el mismo como una “suma de casas“. Así, se articula el edificio entorno a un patio con acceso desde la calle, alrededor del cual surgen espacios que alojarán las salas de exposiciones.

Desde el punto de vista de la ingeniería, el Museo Canario cuenta con una instalación de agua nebulizada para la extinción de incendios, solución ideal para la protección de las obras de arte que albergará en su interior. A pesar de ser una solución más corriente hoy en día, su incorporación en el proyecto en el año 2007 supuso un importante avance.


Podéis consultar información sobre horarios, exposiciones y acceso en la página oficial del Museo Canario.

Nieto Sobejano: Museo de San Gregorio, Valladolid

El Museo de San Gregorio, cuyo proyecto de instalaciones realizó GEASYT, es nuestra segundo proyecto destacado del monográfico sobre Nieto Sobejano en Arquitectura Viva.

La rehabilitación del Museo de San Gregorio en Valladolid, antiguo Museo Nacional de Escultura, es obra de los arquitectos Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano. La actuación de rehabilitación, galardonada con el Premio Nacional de Restauración del Ministerio de Cultura en 2007,  respeta los elementos más significativos del antiguo colegio y el claustro, reorganizando los espacios interiores y adecuando los accesos a los nuevos usos.

“La nueva propuesta nació con una doble finalidad: recuperar y revalorizar los elementos arquitectónicos significativos y dotar al edificio de las condiciones necesarias para su función museística.”

A nivel de estructuras, la rehabilitación supone tanto la consolidación de los elementos originales del edificio como la reconstrucción de algunos elementos, como puede ser la cubierta existente, que se sustituye por una nueva estructura metálica.

Museo de San Gregorio en Valladolid, de Nieto Sobejano

© Roland Halbe

En cuanto a las instalaciones, al igual que ocurre en el proyecto del Museo de Medina Azahara, también de Nieto Sobejano, el esfuerzo principal se centra en la integración de los equipos en el proyecto arquitectónico con el objetivo de reducir el impacto visual de los mismos y conservar la imagen del edificio.

Para ello, se integran la gran mayoría de las instalaciones de climatización en la estructura de cerchas metálicas de la cubierta. Por otro lado, se realizan una serie de galerías subterráneas para albergar el resto de equipos, consiguiendo de esta manera que los elementos mecánicos no interfieran en los espacios del edificio.

Podéis descargar un artículo muy completo sobre la rehabilitación museo aquí (en pdf).

A continuación, os dejamos un vídeo realizado por el Ministerio de Cultura en el que se recorre el Museo de San Gregorio en cinco minutos.